25 sept. 2015

SIGUE LA NOSTALGIA...

Estoy en una etapa nostálgica...
Bien sea por la edad, por las ausencias, por no tener tiempo para pintar apenas y poder sacar estas emociones contenidas... pero no hago más que encontrar cosas, cosas que estaban guardadas mucho tiempo, y que me hacen volver la vista atrás.  

Cuando era muy joven quería ser escritora, poetisa y pintora, soñaba con poder vivir de mi creatividad. Fui madre a los 20 años, luego otra vez a los 23, me dediqué a mis hijas sobre todo y pensé que aún tenía tiempo... pinté por temporadas pero jamás tomándolo como una prioridad, mis hijas, los viajes al colegio, las obligaciones siempre primero y seguí pensando que llegaría el momento más adelante. Pero a los 34 llegó mi hijo, la alegría de la casa, y el tiempo sigue pasando y yo debo admitir que cada vez veo más lejos el momento de poder dedicarme a cumplir ese sueño.
El poco tiempo libre que me queda al día, ya de noche, tengo sueño para pintar o para escribir. Siempre hay mil ideas en mi cabeza pero no saco el valioso tiempo para ponerlas en práctica.

Quiero creer que llegará un día en que sí podré, pero mientras llega ese día sigo tratando de no perder esas ganas, esa necesidad de expresar que siempre he tenido. Escribí una novela hace muchos años, la registré, la tengo encuadernada gracias a mi abuela y la conservo. Nunca llegué a publicarla porque quedó aparcada como tantas cosas con el paso de los años. También escribí un libro de poemas, y de igual manera lo conservo encuadernado gracias a mi abuela. Ella siempre me animó a seguir. Hoy lo rescato para releerlo, mis poemas de mi adolescencia que ella guardaba como un tesoro.

Hoy que mi abuela ya no está este es sólo un pequeño gesto de agradecimiento, un modo de decirle que la extraño, y la quiero...












No hay comentarios:

Publicar un comentario